6 duras verdades que te harán una mejor persona

No dudes en dejar de leer este blog si tu carrera es todo un éxito, estás encantado con tu relaciones y tu vida va viento en popa a toda vela. ¡Disfruta del resto del día, campeón! Porque amigo, este artículo NO es para ti. Estás haciendo un gran trabajo y estamos todos muy orgullosos de ti.

Para el resto de mortales, quiero que hagais este ejercicio conmigo, ¿Estáis preparados?:

Di cinco cosas impresionantes sobre ti mismo. Escríbelas o dilas en voz alta, da lo mismo. Pero aquí está el truco,  no puedes decir cosas que eres “soy un buen tío, muy honesto, amigo de mis amigos…” si no cosas que puedes hacer “he ganado un torneo de ajedrez, hago la mejor paella de todo el levante español”etc.

Si te resulta difícil completar la lista, amigo, este artículo es para ti, y vas a odiar oír todo lo que te voy a decir. En mi defensa diré que ojala me hubieran dicho a mi esto en 1995 cuando aun era un pringao.

1 .  Al mundo solo le importa lo que pueda sacar de ti.

Digamos que a la persona a la que más quieres le pegan un tiro… “Baaang”.

La persona en cuestión se encuentra tirada en la calle, sangrando y agonizando. En ese momento un hombre se apresura a socorrer apartando a la multitud,¡¡¡¡Echense a un lado!!!! Y cual MacGyver, mirando intensamente de arriba abajo a la víctima, saca una navaja suiza y despliega el arsenal… se dispone a operar ahí mismo.

Ante esto no puedes más que hacerle la evidente pregunta :

¿Eh… Eres médico, verdad?”

A lo que él responde. “¡ Pues No!”

Bien, vale, pero ¿sabes lo que haces, no? Quiero decir, eres un veterano de guerra o al menos , no sé…veterinario, no?”

En ese instante el tipo empieza a sentirse molesto y te echa en cara que él es un tio estupendo, que es muy honesto y siempre llega puntual a todas partes. Añade que es un gran hijo y que tiene una vida llena de hobbies interesantísimos y además te suelta que nunca dice palabrotas.

Confuso te ves obligado a preguntar: “¿¡ Y qué leches tiene todo eso que ver cuando mi —- (léase mujer, marido, mejor amigo, madre…) se encuentra tirado en el asfalto desangrándose ?!? Necesito a alguien que sepa operar heridas de bala ¿Puedes hacer eso o no?”

A lo que el hombre, ahora agitado y ofendido, no se le ocurre otra que decirte que eres un superficial, un prepotente y un egoísta, ¿Es que no acabas de oír que él nunca se olvida del cumpleaños de su novia? Con todas esas cosas buenas y maravillosas que te acaba de contar ¿A caso importa que sepa o no operar heridas de bala?

Ahora sí que tú, fuera de tus casillas, lo coges por el cuello de la camisa y sacudiéndolo le gritas en a la cara que efectivamente, nada de todas esas mierdas importan, porque en esta específica situación solo te importa que sepa parar la hemorragia.

“No lo entiendo. ¿Ayudaría si me pusiera una bata de médico? Sí mira, espera un momento que me la ponga ya verás…”

Y esta es la terrible verdad que quiero compartir con todos vosotros: Te encuentras en esa situación todos-los-días-de-tu-vida. Solo que en este caso tú eres el pringao de la navaja suiza. Y la sociedad es la víctima ensangrentada.

Si te preguntas por qué parece que la sociedad pasa de tu cara y no te tiene ningún respeto, es porque el mundo está lleno de gente que necesita cosas. Necesita a alguien que construya casas, necesita comida, necesita entretenimiento, necesita relaciones sexuales satisfactorias, etc

Tú acabas de llegar a la escena de la emergencia con tu navaja suiza en mano y por virtud de tu nacimiento, por el hecho en si de haber venido a esta mundo, te ves obligado a formar parte de un sistema puramente diseñado para satisfacer las necesidades de la gente.

Así que o bien te espabilas y te pones las pilas para aprender todo un nuevo conjunto de habilidades que cubran esas necesidades o el mundo te rechazará, sin importar cuan buena gente seas, cuan dadivoso y cachondo. Serás pobre, desterrado y apartado a un rincón oscuro. (También puedes irte al campo y vivir como Diógenes, algo muy loable y respetable)

¿Te parece demasiado duro y materialista? “¿A caso el amor y la bondad no cuentan?”

!!!!Por supuesto que si !!!! Pero siempre y cuando este amor y bondad resulten en algo bueno que tú hagas por otras personas y que ellas no puedan hacer por si mismas. Para que me entiendas…

2. Los hippies se equivocaban.

Y aquí tienen, señoras y señores la que quizás sea la mejor escena de toda la historia del cine (Atención: Contiene lenguaje malsonante)

Para aquellos que no puedan ver el video, es el famoso discurso que Alec Baldwin da en la obra de arte Glengarry Glenn Ross. El personaje de Baldwin (el malo de la película) se dirije a una habitación llena de pobres pringaos a los que reparte leña hasta en el cielo de la boca, diciéndoles muy clarito que se van a la calle a menos que cierren alguna de las ventas que les han sido asignados:

¿¿¿Buen tipo??? ¡¡Que te jodan!! ¿Buen padre? ¡¡¡Pues vete a casa a jugar con los niños!!! Si quieres trabajar aquí vende…”

Es brutal, maleducado, casi sociopata y también es una honesta y precisa expresión de lo que el mundo espera de ti. La gran diferencia es que la gente en el mundo real considera un error hablarte de esa forma y deciden que es mejor dejarte caer al abismo para no herir tus sentimientos.

Esta escena cambió mi vida. Programaría mi alarma todas las mañanas para escucharlo si supiera cómo hacerlo. Alec Balwin fue nominado para el Oscar por esta película y es la única escena en la que aparece. Pero como algunos genios han señalado, lo genial de esta escena es que la mitad de los que la ven piensan “Qué horror, deber ser un infierno tener un jefe así” y la otra mitad piensa “!Di que sí, vamos ahora mismo a la calle a vender¡” 

O como bién se explica en The Last Psychiatrist:

”Si estuvierais en esa habitación, algunos de vosotros lo verías como parte del trabajo solo que alimentados por la energía del mensaje le daríais la bienvenida y diríais “este tio es un crack, ¡¡qué subidón!!” Mientras que otros se lo tomarían como algo personal,- “mira el gilipo***s, qué se piensa él que es para hablar me a mi de esa manera”.

En definitiva, típica reacción estándar de los narcisisistas cuando se enfrentan a un poder mayor – en silencio hierven por dentro y fantasean buscando algo que poder decir para echárselo en cara y dejarlo como un hipócrita y un pringao. ¡Qué gustazo!”.

Este fragmento es un extracto de una perspicaz crítica sobre los “hipsters” y su aparente capacidad para espantar los empleos (y esto no es nada, echale un vistazo al artículo entero) y el caso es que la diferencia entre esas dos actitudes : “amargado-pesimista vs motivado” definitivamente determina tanto si acabas triunfando como si no. Fíjate, mucha gente intenta responder este discurso con la famosa frase de Tyler Durden, el macho alfa del “Club de la lucha” en la que dice:

“No sois vuestro trabajo…”

Si vale, guay, pero en verdad… si lo eres. Tal cual, puede que tu trabajo y tus objetivos laborales no sean los mismos, pero en ambos casos no eres más que la suma total de tus habilidades útiles. Por ejemplo, ser una buena madre es un trabajo que requiere habilidad. Es algo que una persona puede hacer y que es útil para otros miembros de la sociedad. Pero no te equivoces tu “empleo” – esa cosas útil que haces por los demas- es todo lo que eres (para la sociedad, insistimos)

Hay una razón por la que los cirujanos reciben más respeto que los comediantes. Hay una razón por la que los mecánicos reciben más respeto que los “perro-flautas”. Hay una razon por la que tu trabajo se convierte en tu etiqueta si te mueres y sales en todos los periódicos y el telediarios (“Futbolista/mecánico/profesor muere en un terrible accidente …”)

Tyler dice: “No sois vuestro trabajo” Sin embargo él creó y dirigió una exitosa compañía de jabones y se convirtió en el cabecilla de un movimiento politico-social internacional. Él era TOTALMENTE su trabajo.

“Esta es la gran ironía que mucho no entendieron de la película”

Píensalo de esta manera: ¿Te acuerdas cuando Chick-fill-A (cadena de sandwiches americana) se pronunció públicamente en contra del matrimonio gay? ¿Y como muy apesar de las protestas generalizadas, la compañia siguió vendiendo millones de sandwiches cada día? No es porque la sociedad esté de acuerdo con sus ideas sino porque siguen haciendo unos bocatas deliciosos, punto. Y al final, amigo, es todo lo que cuenta.

No tiene por qué gustarte. A mi no me gusta cuando llueve en mi cumpleaños. Pero llueve de todas formas. Las nubes se forman y la lluvia precipita. La gente tiene necesidades valora a aquellos que pueden cubrirlas. Estos, mi amigo, son mecanismos del universo que no responden a nuestros deseos.

Y si empiezas a quejarte y a decir que tú no eres un superficial y superfluo capitalista y que no estás en absoluto de acuerdo porque el dinero no lo es todo, amigo, solo puedo decirte una cosa:

¿Quién ha dicho que el dinero lo sea todo? Hay algo que no acabas de entender.

“Esto es increíble, tengo los 10 puntos del carnet ¿Y así me lo agradece el mundo?

3.  Lo que produces no tiene por qué generar dinero , pero sí beneficiar a la gente.

Expliquémoslo con un ejemplo que no involucre dinero para que podáis enternderlo. La mayoría de lectores que siguen “Cracked” (Publicación original del artículo) ronda los veintitantos. Así que en nuestro buzón de sugerencias y mi buzón en particular recibimos docenas de mensajes de jóvenes solitarios y desgraciados que afirman espantar a las mujeres por más que sean los chicos “más encantadores del mundo…”

Podría perfectamente explicar el problema de esta mentalidad, pero prefiero que lo haga Alex Baldwin.

En este caso, Baldwin representa el papel de “mujeres atractivas que espantas”. No te lo van a decir así de clarito -pues la sociedad nos ha enseñado que eso está feo- pero el resultado es el mismo.

“¿Chico encantador? ¡Y a mi qué me importa ! Si quieres trabajar aquí vende.”

Así pues , ¿Tú, qué ofreces? Mientras esa chica mona de la biblioteca, esa con la que fantaseas que se parece a Zooey Deschanel, sí, esa. Mientras ella se tira todos los días una hora al menos poniéndose guapa y corriendo en el gimnasio, mientras ella estudia para ser cirujana en 10 años, tú, ¿Qué haces?

“¿Que qué sé hacer yo? Pues soy un hacha capturando la bandera”

“¿Qué? ¿O sea que me estás diciendo que a no ser que tenga un buen trabajo y gane mucho dinero las chicas no me van a hacer caso, es eso?

No señor, estás llegando apresuradamente a una conclusión que te permite despreciar a toda persona que te rechaza al decir que son superficiales y egoistas. Te estoy preguntando qué ofreces. ¿ Eres inteligente, divertido, interesante, talentoso, creativo? Ok, perfecto, ¿Qué haces para mostrar esos atributos al mundo?

Así que por favor, no me digas que eres un chico encantador, eso es lo mínimo. Las chicas guapas tienen chicos “encantadores” a patadas a todas horas… recuerda, el paciente sigue tumbado en el suelo y sangrando profusamente ¿Puedes operar la herida de bala, sí o no?

“Pero no soy ni machista ni abusivo ni superficial… ¡Al contrario que esos otros chulos de playa!”

Pues perdóname amigo, pero si lo único que puedes hacer es recitar una lista de cosas negativas que no eres, mejor echate a un lado y mantente alejado del paciente, (o la chica ) hay un chico ingenioso, guapo y con una prometedora carrera preparado para operar.

“¡Espera, que te he dicho que no te voy a pegar!”

No me digas más, se te rompe el corazón. ¿Y ahora qué? ¿Vas a echarte a llorar o vas a aprender a operar? Depende de tí, pero no te quejes de que a las chicas les gusten los “chicos malos” o bobadas de esas, porque esos que llamas “chulos” tienen algo que ofrecer que tú no tienes.

“Pero a mi se me da muy bien escucharlas” ¿En serio? Porque el quedarte calladito durante un rato a cambio de tener la oportunidad de ser un pagafantas no te convierte en nada, hay otro chico justo al lado que también sabe escuchar y además sabe tocar la guitarra.

Decir que eres un chico encantador es como si un restaurante intentara captar clientes diciendo “Nuestra comida no tiene salmonela”. O como si una nueva película se publicitara diciendo “Esta película tiene diálogos y los actores son claramente visibles”

Y es por esto que puedes ser un chico encantador y aun así sentirte fatal con respecto a tu vida.

Para más detalle…

4. No te gustas porque no haces nada.

“Me estás diciendo que debería leerme uno de esos libros sobre como ligar con chicas?”

Solo si el primer paso en el libro es “empezar a convertirse en el tipo de hombre que las mujeres quieren en su vida”

“Venga hombre, sé que escondí una petaca por aquí…”

Porque ese es el paso que al parecer muchos se saltan, siempre es “Cómo conseguir un trabajo” en vez de “Cómo me puedo convertir en el tipo de persona que las empresas necesitan”, siempre es “cómo puedo hacer que le guste a las chicas guapas” en vez de “cómo puedo convertirme en el tipo de persona que las chicas guapas buscan”¿Veis la diferencia? Porque la segunda bien puede significar dejar a un lado muchas cosas que hacer a diario como videjuegos u otros hobbies y empezar a aprender algo, a entrenar o solo diós sabe qué. Quién sabe, a lo mejor incluso tienes que cambiar un poco tu personalidad.

“¿Pero, por qué no puedo encontrar a alguien que me quiera por lo que soy?”Pues muy sencillo, porque la gente necesita cosas. La victima está tumbada en el suelo, sangrando y lo único que sabes hacer es mirar la escena y quejarte de que las heridas de bala no se curen solas, “alguien debería hacer algo…”

Todo aquel que ha visto el video instantaneamente se pone de buen humor, aun que no todos por la misma razón. ¿Puedes tú hacer lo mismo por la gente? ¿Por qué no? ¿Qué te impide ponerte un tanga y una capa y empezar al menear el “rabo” de arriba abajo? Este tipo, en verdad sabe el secreto para ganar en esta humana existencia y es lo siguiente: Que hacer algo… aun que sea rídiculo… es mejor que no hacer nada.

“Pero no se me da hacer bien nada”. Bueno, tengo buenas noticias, através de suficientes horas de repetición y práctica puedes llegar a ser medio bueno en alguna cosa. Yo era el peor escritor del mundo cuando era un niño, solo un poco mejor a la edad de 25. Pero mientras estaba fracasando estrepitosamente en mi carrera, escribí en mi tiempo libre durante ocho años seguidos un artículo a la semana, mucho antes de que hiciera un solo céntimo con mi escritura. Me llevó 13 años de trabajo para ser suficientemente bueno y entrar en la lista de más vendidos del New York Times. Es más, probablemente fueran más de 20.000 horas de práctica para pulir mi horrible estilo.

¿No te gusta la receta de tirarte todo ese tiempo practicando una destreza? Bueno, tengo buenas y malas noticias. La buena noticia es que el mero hecho de practicar te ayudará a salir de tu cascarón- Yo pasé por años de tedioso trabajo de oficina porque sabía que de paso estaba aprendiendo una destreza. La gente deja los proyectos porque lleva mucho tiempo ver resultados, porque no pueden ver que el propio proceso es el resultado.

La mala noticia es que no tienes otra alternativa, si quieres trabajar aquí vende.

Porque en mi opinión de no-experto, la razón por la que no te gustas mucho cuando te miras al espejo no es porque tengas baja autoestima o porque otras personas se metieron contigo. No te gustas porque no haces nada. Ni si quiera puedes quererte por que sí, por eso te sientes miserable y me envías emails preguntándome qué pienso que deberías hacer con tu vida.

Primer paso: Levántate.

Haz las cuentas: ¿Cuánto de tu tiempo pasas consumiendo cosas que otra gente hace (TV, música, videojuegos, paginas web, etc) y cuanto consumiendo cosas que tú haces? Solo úna de estas categorías realmente añade valor a tu vida como ser humano (una pista, es la segunda).

Y si odias oir esto y ya estás respondiendo con algo tipo “lo que importa es lo que va por dentro, el mundo interior” entonces solo puedo decir una cosa…

5  Lo que llevas por dentro solo importa en la medida que te empuja a hacer algo bueno.

En mi profesión conozco a diario docenas de aspirantes a escritor. Se ven a si mismos como escritores, se presentan así mismo como escritores en las fiestas, saben que en el fondo tienen corazón de escritor, lo único que les falta es el último paso, ese pequeño detalle, les falta escribir algo.

“Pero a ver ¿De verdad importa tanto el “escribir algo” para poder decidir quién es y quién no es un escritor?”

Por el amor de diós, ¡¡¡¡ Pues claro !!!!

Sé de escritores que producen menos contenido que esta lista de la compra.

¿Ves? Esta es la reacción típica a todo lo que hemos dicho hasta ahora y a toda voz crítica en tu vida.

Es esa voz, el ego, la que se pone a la defensiva para evitarte el mal trago de trabajar duro y hacerte mejorar.

“Sé que soy una buen persona en el fondo…” también parafraseado como “yo sé quién soy” o “simplemente tengo que ser yo…”

No me malinterpretes, lo que eres en el fondo lo es TODO; El tipo que construye una cabaña con sus propias manos de principio a fin lo hace porque es lo que lleva por dentro. Cada cosa negativa que has hecho alguna vez en tu vida empezó con un mal impulso, un pensamiento creciente en tu mente se expandió hasta que tuviste que tomar una decisión y mover ficha. Y toda acción buena, positiva y honorable, también se debe a eso que llevas por dentro, pues es la tierra, el abono metafórico del que surge todo fruto.

“¿Te percatas de cómo la cámara enfoca la copa y no la base del árbol?

Y aquí está el punto clave del asunto que muchos no acaban de aceptar y comprender.

“Tú” no eres más que el fruto de tu acción.

A nadie le importa ese abono.“Lo que eres en el fondo” no significa nada aparte de lo que produce para otras personas.

Dentro de ti tienes gran compasión por la gente pobre. ¿Se traduce eso en que haces algo bueno por ellos?

Oyes sobre alguna tragedia en tu comunidad y dices “oh, pobres niños, hacedles saber que los llevo en mi corazón … ¿Reaccionas de esta forma? Porque si es así ¡¡¡Que te den!!! Descubre qué necesitan y ayúdales con ello. Más de 100 millones de personas vieron ese video del famoso Kony y los niños de Africa y virtualmente el 100% de las personas que lo vieron no hicieron nada más que “tenerlos en sus corazones” y darle al “me gusta” en Facebook.

¿Y de qué sirvieron todos esos bienintencionados pensamientos juntos? DE NADA.

Miles de niños mueren todos los días porque nos decimos que tener buenos pensamientos es tan válido como hacer algo por ellos. Es nuestro mecanismo interno controlado por la parte perezosa del cerebro que nos hace quedarnos de brazos cruzados.

 “Solo quería que supieras que estás en mi corazón…. hazme saber si ésto te ha curado, ok?

Cuántos de vosotros vais por ahí ahora mismo diciendo “Ella me querría si supiera lo interesante que soy por dentro”. ¿En serio? ¿ Y en qué manera todos esos interesantísimos pensamientos y creativas ideas se manifiestan en el mundo? ¿Qué te empujan a hacer? Si la chica de tus sueños tuviera una cámara secreta que te puediera seguir a todas partes durante un mes … ¿Se quedaría impresionada por lo que vería en la cinta?

Recuerda. La gente no puede leer tu mente, solo pueden observar tus actos. ¿Querría ella formar parte de esa vida?

Porque todo lo que te pido es que te apliques el mismo criterio que tú aplicas al resto de personas.

¿Has conocido alguna vez una de esas personas que se dicen muy cristianas y cuya única oferta de ayuda es rezar por ti cuando les pides un favor? ¿No te vuelve loco? Ya ni me refiero a la efectividad del rezo o no, sino al hecho de que ha elegido la única opción que consiste en quedarse sentado en el sofá y no levantarse para nada. Se abstiene de todo vicio, solo tiene pensamientos puros y su abono interno es tan limpio como podría serlo, pero… ¿Qué fruto crece de él? NADA.

 El cristiano en cuestión debería tenerlo clarísimo porque he robado la metáfora de la fruta a la biblia. Jesús dijo algo así como “el árbol se le juzga por su fruto”una y otra y otra vez. Vale, tienes razón, Jesús nunca dijo “si quieres trabajar aquí, vende” Si no que dijo “cada árbol que no da buen fruto se debe cortar y tirar al fuego”.

“Bienaventurados los desempleados porque todos sus días son festivos”

La historia nos demuestra que a la gente no le hizo mucho gracia cuando Jesús dijo lo del árbol y el fruto, de la misma forma que ningún vendedor reaccionó bién a Allen Baldwin cuando les dijo que debían tener más huevos o dimitir de su puesto para irse a limpiar zapatos. Lo que nos lleva al último punto…

6. Todo tu ser se opondrá al cambio y la mejora.

La mente humana es un prodigio, un milagro, y nunca la verás entrar en acción con tanta magnificencia como cuando se enfrenta a la evidencia de que ella misma ha de cambiar. Tu psique está equipada con estratos y estratos de mecanismos de defensa diseñados para derribar cualquier argumento o idea que por un casual pueda amenazar su estático estado, y si no pregunta a cualquier adicto.

Así que es fácil que incluso ahora, después de todo, os encontréis algunos de vosotros traicionados por una cabeza llena de excusas, con argumentos traidores que intentan convenceros de lo contrario. Por experiencia puedo aseguraros que estos razonamientos se aparecen en forma de …

Interpretación intencional de que cualquier crítica es un insulto.

“¡Será idiota que me ha llamado vago y perdedor! Una buena persona nunca me hablaría así. El muy capullo escribió todo esto solo para sentirse superior a mi y hacerme sentir mal sobre mi vida. Se va a enterar éste la próxima vez que lo vea”

Centrarse en el mensajero para evitar oir el mensaje.

“¿Pero quién es este tio para decirme a MI cómo vivir? ¡Claro, Como él ha llegado taaan lejos y es taaan importante! Pero si es solo un bloguero de medio pelo. Voy a buscar algo en internet que me confirme que es tonto y solo dice bobadas. ¡Qué pretencioso! Pero si acabo de ver un vídeo antiguo suyo en el que salía tocando la guitarra y daba pena!”

“Cuando llegues donde estoy yo podrás darme consejos, mientras tanto no eres más que un cero a la izquierda”

 Centrarte en el tono para evitar ignorar el contenido.

“Voy a hurgar por aquí hasta que encuentre algo que sacado de contexto parezca ofensivo y me voy a centrar en él. Tengo entendido que una sola palabra malsonante puede invalidar todo un libro.”

Repasar tu propia historia

“Tampoco estoy tan mal, ¿No? Ya sé que soy un “NiNi” que no da palo al agua pero molo, ¿Verdad? Y además seguro que si sigo continuo haciendo lo mismo tarde o temprano me saldrá todo bien. Voy a seguir pagando fantas a esa chica que me gusta, ya verás como al final le acabo molando.

Fingir que cualquier mejora personal sería una traición a tu “autentico yo”.

“¿Oh, vale, así que se supone que he de deshacerme de todos mis videojuegos de la PS3 y empezar a ir al gym 6 hora al día para ser más guay y parecerme a Rafa Mora ? ¿Es eso? Porque claro, esa es la “única opción”…

“¡¡A que mola!! Todo natural, ehhh …

Y éste es el problema. Así que recuerda, la miseria es muy cómoda, por eso tanta gente la prefiere. La felicidad conlleva trabajo. Y también coraje.

Es increíblemente reconfortante saber que siempre y cuando no construyas algo en tu vida, entonces nada ni nadie podrá atacar aquello que ha has creado. Es mucho más fácil sentarse cómodamente y criticar aquello que otros han hecho.“Este libro es estúpido, esos niños son unos malcriados, esa pareja tiene una relación horrible, ese tío rico es un superficial, este restaurante es una mierda, ese blogero es un gilipo****. Así que voy a dejar un comentario en el post poniéndolo a parir. ¿Ves? ¡He creado algo!”

Uy, perdona, se me había olvidado esta parte, Si amigo, cualquier cosa que intentes crear o desarrollar, ya sea un poema, una nueva destreza, una nueva relación … te hará verte rodeado por No-creadores-críticos taurinos que ven la corrida desde la barrera, que te lincharán y si pueden quemarán tu obra.

Puede que no en tu cara, pero si tienen la más mínima oportunidad lo harán. Tus “amigos” alcoholicos no quieren que te vuelvas abstemio, tus gorditos amigos no quieren que empieces un régimen, tus conocidos en el paro no quieren que te embarques en un negocio.

Pero no te enfades, solo recuerda que simplemente están expresando su propio miedo ya que criticar a los demás es otra sofisticada excusa para no hacer nada.

“Yo no voy a escribir un bodrio como las que la gente escribe. Si quisiera podría haber escrito ya una novela buenísima sin embargo prefiero seguir esperando hasta que escriba algo sublime, no quiero escribir el próximo Crepúsculo”

Siempre y cuando no produzcan nada, su trabajo será por siempre impecable e intachable. Y en caso de que sí produzcan algo se asegurarán de hacerlo con distante ironía. Lo harán mal a conciencia y lo harán saber al personal porque éste no es realmente su máximo esfuerzo. De haberlo dado todo, su obra habría sido magnífica, espléndida… no como la “mierda” que tú has creado.

Fijate en los comentarios negativos en el blog. Cuando se vuelven agresivos siempre vienen por el mismo ángulo : “vaya basura de artículo, deja de escribir… no hagas más cosas como ésta… deja de hacer videos”

Al final todo se reduce al : “Deja de crear. Esto es diferente a lo que yo hubiera hecho, y la atención que recibes me hace sentir mal sobre mi mismo”

Haznos un favor a todos, no seas esa persona. Y si eres esa persona, no vuelvas a ser esa persona nunca más. Porque esa es la razón por la que no le gustas a la gente y por la que no te gustas a ti mismo.

“¿Qué vas a hacer ahora con la antorcha? ¿Cazar brujas o liderar los próximos juegos olímpicos?”

Así que vamos a hacer un trato, ¿Te parece? Digamos que para finales del 2014, para cuando la gente hace los propositos de fin de año y dice “voy a perder 5 kilos” nosotros vamos a decir “este año me voy a comprometer a aprender algo”, vas a desarrollar una destreza, virtud… lo que sea, no me preguntes qué, eso depende de ti, pero haz algo. Empieza clases de karate, de baile, de cerámica. Haz un curso sobre repostería, aprender a construir casas para pájaros, hazte experto en Java, haz una peli porno, no sé … también puedes empezar un canal de youtube o un blog como éste.

Pero hagas lo que hagas, la clave y más importante de todo es que te concentres no en un difuso y vago objetivo tipo “voy a encontrar una novia, o voy a ganar mogollón de dinero”. Quiero que sencillamente te centres en darte a ti mismo la oportunidad de desarrollar en profundidad una destreza que te haga ligeramente más interesante y valioso que el día anterior.

“Quién lo iba a decir, al aprender inglés ahora puedo hablar con casi 400 millones de personas en todo el mundo con las que antes no podía”

“Es que no tengo dinero para pagarme clases de cocina” Pues busca en google “cómo cocinar”, te sorprenderás. Ahora es más fácil que nunca así que o bien matas todas esas excusas o ellas te matarán a ti.

Como decía Chaplin: “Todos somos principiantes, la vida no da tiempo para más”

 Así que no lo pienses tanto y ponte ya, ayer era tarde. La pregunta es:

¿Qué vas a hacer con el tiempo que te queda?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *