Superhierbas: la verdad está ahí fuera

Durante milenios las culturas antiguas han tenido la capacidad de “escuchar” a la naturaleza y de tal forma aprovechar los increíbles poderes curativos de ciertas plantas y alimentos. La comida tenía sólo dos funciones principales: ser combustible y ser medicina. La degustación sin otro fin era algo que sólo las sociedades en declive realizaban. Cuando aquellos hombres y mujeres del pasado ingerían algo, cuando ponían algo en su boca, sabían perfectamente lo que estaban haciendo y los beneficios que obtendrían. Si sacrificaban un animal para comerlo, sabían qué partes eran las más valiosas y por qué. Si tomaban una planta conocían sus propiedades y cuándo aplicarla. Si fumaban tabaco, no era por aburrimiento o costumbre, fumaban para sanar el espíritu, fumaban la pipa de la paz. ¡Esta era gente con sabiduría!

«Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento», Hipócrates

Por suerte, hoy en día se está redescubriendo este conocimiento, aunque mucha gente aún piensa que la solución a todos sus males físicos son los fármacos. Ignoran que gran parte de los medicamentos que se comercializan son sustancias químicas derivadas de plantas. Por ejemplo, el principio activo de la aspirina (ácido acetilsalicílico) no es más que una sustancia aislada de la corteza del sauce blanco (Salix alba). De los cientos de plantas que han sido utilizados por cultura tradicionales y herbalistas de todas las épocas hay algunas que destacan por sus increíbles propiedades. Son las superhierbas: la criptonita del planeta tierra. Estas plantas no sólo pueden ayudarnos en la curación de enfermedades sino mejorar muchos aspectos de nuestra salud que normalmente no pensamos que puedan mejorar. ¿Crees que tienes toda la vitalidad que puedes conseguir, toda la memoria, concentración y reflejos? Y, ¿qué me dices de tu vitalidad sexual, o tu sistema inmune?

Aquí tienes una lista de algunas de las superhierbas más renombradas según su origen. Los poderes curativos y tónicos de algunas de ellas son legendarios.

EUROPA/NORTE AMÉRICA/ASIA:

Hongo Chaga

Cola de caballo

Ortigas

Hongo Reishi

CHINA:

Astragalus

Ginseng

Gynostemma

Ho Shou Wu (Polygonum multiflorum)

AMAZONIA Y LOS ANDES:

Uña de gato

Chanca Piedra

Hoja de Coca

Pau d’Arco

Sacha Jergon

Vivimos en tiempos de increíble abundancia (para el que sabe buscarla). A través de internet podemos tener acceso a productos como los superalimentos o las superhierbas que antes sólo estaban disponibles para los locales.

¿Quieres ser un hombre o mujer superior? Empieza a combinar una dieta limpia con superalimentos y superhierbas. Cuando empiezas a invertir y utilizar estas sustancias de forma regular como parte de tu plan de salud, notarás que tus pensamientos tienen más claridad, tendrás mayor energía, dormirás mejor y raramente te pondrás malo porque tu sistema inmune estará optimizado. Te sentirás mejor.

Los superalimentos y las superhierbas se pueden añadir fácilmente a la dieta de cualquier persona. Simplemente empieza con aquellos que te llamen más la atención y sigue poco a poco incorporando más. Cómprate una batidora, añádelos a cualquier batido y experimenta. Haz infusiones con las superhierbas y batidos con los superalimentos. O mejor todavía, mezcla tus infusión con batidos y haz superelixires!

La verdad está ahí fuera, sólo tienes que ir a buscarla. No te arrepentirás…

Pd1: El la segunda parte del artículo explicaremos un poco más sobre cada superhierba.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *